LA HISTORIA DE BRASAYLEÑA COMENZÓ EN 2008 CUANDO SE ABRIÓ EL PRIMER ESTABLECIMIENTO UBICADO EN EL CENTRO COMERCIAL ISLAZUL DE MADRID.

Proveniente de una familia vinculada, desde hace décadas, al sector de la industria cárnica, una familia que creció en un entorno donde se hablaba permanentemente de la carne, conociendo bien todas sus variedades, sus mejores cortes y la forma de obtener los mejores sabores en cada caso. Esto, unido a los viajes a Brasil y Argentina, donde tienen una forma especial de tratar la carne, hizo que naciera el concepto de Brasayleña en España.


El punto base.

El proyecto nace de la necesidad de crear un espacio en perfecta sintonía con la imagen de la marca.

Era necesario crear una gran conexión y simbiosis entre continente y contenido. Un espacio diferente que aportase un valor diferenciador y que destacase los valores y lo que la marca ansiaba por trasmitir.

El objetivo era crear un lugar actual, dinámico y diferente.

Brasa y Leña - La marca

Representa un conjunto de locales donde podemos degustar «la carne» elaborada a la parrilla.

Productos de primera calidad elaborados de manera exclusiva.

La churrasquera – Actualizando así el proceso de cocinar la carne a la brasa.

El proceso.

Puesta en escena de carácter industrial.

El fuego se dota de gran presencia a través de su iluminación.

Toda las piezas, materiales, e iluminación ha sido rigurosamente seleccionado con un solo objetivo, reforzar a nivel inconsciente todos los valores relacionados con el consumo del producto y su proceso de elaboración.

Tonos y colores.

Uso de colores neutros. Colores tostados, marrones, grises.

Creando un entorno íntimo que nos trasmita confort y calidez.

Con un objetivo principal al usar esta gama de colores, destacar la presencia de la comida por encima de todo.

Materiales seleccionados.

Madera, en distintas versiones presente en la gran mayoría de los elementos, atrezo, mobiliario etc..

Hierro, pieza fundamental en las estructuras de las leñeras. Presente también en la carpintería, biombos y mesas.

Hormigón, en su versión mas pura. Un material sencillo y estructural.

Fuego, es la base de todo. El principio de homogeneidad.

Piedra,  uso de mármol y piedra natural.

Concepto.

Recuperación de los valores básicos a través de una cocina diferente que mezcla los conceptos mas tradicionales y los mas actuales.

La leña y la madera juegan un papel como eje conductor . Nos permiten crear las barbacoas donde se obtienen las brasas que hacen de base perfecta para poder cocinar la carne.

Vestimos el espacio con grandes troncos de leña «Se ve la madera, se huele». El ambiente idóneo para que el fuego sea el protagonista.

 

Capacidad.

Gran capacidad. Todos los espacios están pensados al detalle para permitir la circulación por las distintas zonas. Creamos diferentes ambientes dentro del restaurante para satisfacer las necesidades de los clientes.